top of page

Melanoma Cáncer de piel


El melanoma es un tipo de cáncer de piel. Descubre sus síntomas, causas, y tratamientos.
Melanoma Cáncer de piel

Melanoma: Cáncer de Piel


El melanoma, un tipo de cáncer de piel, se ha convertido en una creciente preocupación de salud en todo el mundo y en Chile. A medida que nuestra comprensión de la enfermedad ha avanzado, se ha vuelto evidente que el melanoma es mucho más que una simple mancha en la piel; es una amenaza seria para la vida que requiere una atención inmediata. En este artículo, explicaremos qué es el melanoma, sus causas, factores de riesgo, síntomas y la importancia de la prevención y el tratamiento.


¿Qué es el Melanoma?


El melanoma es un tipo de cáncer que se origina en las células productoras de pigmento llamadas melanocitos, que se encuentran en la epidermis de la piel. Estas células son responsables de dar color a la piel y protegerla de la radiación ultravioleta (UV) dañina. Cuando los melanocitos sufren daño en su ADN debido a la exposición excesiva al sol o a otros factores, pueden comenzar a crecer y multiplicarse de manera descontrolada, dando lugar a un melanoma.


Causas y Factores de Riesgo


La exposición excesiva a la radiación UV es una de las principales causas del melanoma. La radiación UV del sol y las camas de bronceado dañan el ADN de los melanocitos, aumentando el riesgo de mutaciones que pueden llevar al desarrollo del melanoma.

Los factores de riesgo incluyen:

  1. Exposición solar: Pasar mucho tiempo al sol sin protección solar aumenta el riesgo.

  2. Antecedentes familiares: Si tienes familiares cercanos con melanoma, tu riesgo es mayor.

  3. Piel clara: Las personas con piel clara tienen menos melanina, lo que proporciona menos protección natural contra la radiación UV.

  4. Historial de quemaduras solares: Las quemaduras solares en la infancia aumentan el riesgo en la edad adulta.

Síntomas y Detección Temprana


Los síntomas del melanoma pueden incluir cambios en un lunar existente o la aparición de un nuevo lunar que puede ser asimétrico, tener bordes irregulares, colores variados y un diámetro mayor a 6 mm. También puede causar picazón, sangrado o costra en un lunar. La detección temprana es crucial, ya que el melanoma es altamente tratable en sus etapas iniciales.


Prevención y Protección


La prevención es esencial para reducir el riesgo de melanoma. Algunas medidas importantes incluyen:

  1. Protección solar: Usar protector solar de amplio espectro con factor de protección solar (FPS) 30 o superior y ropa protectora cuando se está al sol.

  2. Evitar camas de bronceado: Las camas de bronceado aumentan el riesgo de melanoma.

  3. Auto-exámenes regulares: Realizar autoexámenes de la piel para detectar cambios en lunares o manchas sospechosas.

  4. Revisiones médicas: Programar revisiones regulares con un dermatólogo para evaluaciones de la piel.

Tratamiento y Esperanza de Vida


El tratamiento del melanoma depende de la etapa en la que se detecte.


En etapas tempranas, la cirugía para extirpar el tumor es a menudo curativa.


En etapas más avanzadas, se pueden utilizar terapias dirigidas, inmunoterapia, quimioterapia y terapia PEMF (campos electromagnéticos pulsantes) la cual se puede ocupar en conjunto con las terapias anteriores aumentando su eficiencia y disminuyendo sus efectos secundarios.


En resumen, el melanoma es un cáncer de piel agresivo que se origina en los melanocitos. La prevención y la detección temprana son clave para reducir el riesgo y aumentar las tasas de supervivencia. La exposición solar segura y la protección de la piel son fundamentales para mantener la salud de la piel y prevenir el melanoma. Con conciencia y cuidado, podemos combatir esta enfermedad y mejorar la calidad de vida de aquellos afectados por ella.


Comentarios


bottom of page