top of page

Cáncer de tiroides


Cáncer de tiroides
Cáncer de tiroides

Cáncer de Tiroides


El cáncer de tiroides es una patología que afecta la glándula tiroides, una pequeña glándula en forma de mariposa ubicada en la base del cuello. Aunque no es uno de los cánceres más comunes, ha ganado importancia en los últimos años debido a su creciente incidencia. En este artículo, exploramos en profundidad el cáncer de tiroides, abordando preguntas clave sobre su causa, síntomas, diagnóstico y tratamientos.


¿Cuáles son las causas del cáncer de tiroides?


La causa exacta del cáncer de tiroides aún no se comprende completamente, pero se han identificado algunos factores de riesgo. Los factores genéticos juegan un papel importante; las personas con antecedentes familiares de cáncer de tiroides tienen un riesgo ligeramente mayor. La radiación ionizante, como la exposición a la radiación en la infancia, también se ha asociado con un mayor riesgo.


¿Cuáles son los síntomas del cáncer de tiroides?


El cáncer de tiroides es conocido como "el cáncer silencioso" porque a menudo no causa síntomas en sus etapas tempranas. Cuando los síntomas se presentan, pueden incluir:

  1. Un bulto o nódulo en el cuello.

  2. Cambios en la voz, como ronquera.

  3. Dificultad para tragar.

  4. Dolor en el cuello o garganta.

Es importante destacar que estos síntomas no siempre indican cáncer de tiroides, ya que pueden estar relacionados con otras afecciones de la tiroides. Por lo tanto, es fundamental buscar atención médica si experimentas alguno de estos síntomas.


¿Cómo se diagnostica el cáncer de tiroides?


El diagnóstico del cáncer de tiroides generalmente comienza con un examen físico y una revisión de antecedentes médicos. El médico puede ordenar pruebas de laboratorio, como análisis de sangre para medir los niveles de hormonas tiroideas. Sin embargo, la prueba clave para confirmar el diagnóstico es la ecografía de tiroides, que permite visualizar la glándula tiroides y los nódulos sospechosos.


Si se encuentra un nódulo sospechoso en la ecografía, se puede realizar una biopsia de tiroides para obtener una muestra de tejido para su análisis. Si se confirma la presencia de células cancerosas, se realizarán pruebas adicionales, como una gammagrafía de tiroides y una tomografía computarizada, para determinar la etapa y la extensión del cáncer.


¿Cuáles son las opciones de tratamiento para el cáncer de tiroides?


El tratamiento del cáncer de tiroides depende del tipo de cáncer, su etapa y otros factores individuales. Las opciones de tratamiento incluyen:

  1. Terapia PEMF: El tratamiento PEMF (Pulsed electromagnetic field) o (Campos electromagnéticos pulsantes), es muy eficiente eliminando células cancerosas sin eliminar células sanas en nuestro organismo, podemos utilizar este tratamiento complementándose con cirugía, quimioterapia y radioterapia aumentando las posibilidades de éxito en la eliminación del cáncer de tiroides.

  2. Cirugía: La extirpación quirúrgica del tumor o de la glándula tiroides completa (tiroidectomía) es la primera línea de tratamiento. En algunos casos, se pueden extirpar los ganglios linfáticos cercanos afectados.

  3. Radioterapia: La radioterapia se utiliza en casos específicos, como cuando el cáncer se ha diseminado o no se puede extirpar por completo.

  4. Terapia con yodo radiactivo: Esta terapia se utiliza después de la cirugía para eliminar cualquier tejido tiroideo remanente y células cancerosas. El paciente toma yodo radiactivo en forma de píldora, que se dirige a las células tiroideas cancerosas.

  5. Terapia hormonal: Después de la cirugía, la terapia hormonal con levotiroxina se utiliza para reemplazar las hormonas tiroideas naturales y suprimir el crecimiento de las células tiroideas restantes.

Conclusiones


El cáncer de tiroides es una enfermedad compleja que ha despertado un interés creciente en la comunidad médica y científica. Aunque las causas exactas aún se desconocen, se han identificado factores de riesgo, y la detección temprana es clave para un pronóstico favorable. Con diagnóstico y tratamiento adecuados, muchas personas con cáncer de tiroides pueden llevar vidas largas y saludables. La investigación continúa en esta área es esencial para comprender mejor la enfermedad y desarrollar terapias más efectivas en el futuro o que se puedan complementar de mejor manera.


Commentaires


bottom of page